Ribafrecha

Ermita de la Virgen de la Cuesta.
Ermita de la Virgen de la Cuesta.
Retablo.
Retablo.

Ermita de la Virgen de la Cuesta

De las diversas ermitas que existieron en Ribafrecha, hoy sólo se conserva la de la Virgen de la Cuesta. Se encuentra situada en pleno casco urbano. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 26 de Abril de 1985.

Es una construcción dieciochesca, de las llamadas fábricas ricas, tanto por su traza, que es de cruz griega con cúpula sobre crucero, como por los materiales empleados.

Construcción de sillería, mampostería y ladrillo, de una corta nave de dos tramos, crucero y cabecera rectangular, con arcos de medio punto sobre pilastras toscanas y ménsulas soportando bóvedas de lunetos y cúpula sobre pechinas en el crucero decoradas al intradós. Sacristía cubierta con lunetos en trasaltar. Espadaña de un hueco en ladrillo a los pies y, bajo ella, ingreso adintelado de placa con fecha 1.742 que tuvo frontón triangular.

Retablo con tablas pintadas en estilo hispano-flamenco del siglo XVI y repintadas en el siglo XVIII.

En el presbiterio, retablo de zócalo, cuerpo y ático redondo, en tres calles, con balaustres y hojarasca, barroco de la primera mitad del siglo XVIII.

Otras Ermitas

En las afueras del pueblo se conservan escasos restos de las ermitas de Beraza, San Nicolás y de San Cristóbal, ésta última de planta rectangular muy pequeña.